Aumenta Estado $1 millón al combate de la palomilla dorso de diamante

Se fortalecerá la campaña de Manejo Fitosanitario en Crucíferas que opera el Cesaveg

Celaya, Gto., 3 de febrero del 2023.- Para conseguir mejores resultados en el control de la palomilla dorso de diamante, el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAyR) aumentará en $1 millón de pesos el presupuesto para el combate a la plaga.

Paulo Bañuelos Rosales, secretario de la SDAyR, informó que es prioritario el manejo y control de la palomilla, pues además de que su severidad aumenta cada año, la producción de crucíferas, específicamente de brócoli, es de las más importantes económicamente en el estado.

“Es instrucción de nuestro gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo darle la mayor atención a este asunto que cada año aqueja los cultivos de crucíferas y por eso se incrementa el presupuesto para realizar las acciones necesarias y más de lo que se venía haciendo ya muy puntualmente”, dijo el Secretario.

A través de la campaña de Manejo Fitosanitario en Crucíferas que opera el Cesaveg, el Gobierno del Estado invirtió $2 millones de pesos en 2022, pero en este 2023 el presupuesto aumentará a $3 millones de pesos.

Mediante esta campaña se fomentará la certificación de aplicadores de plaguicidas; la capacitación para el manejo de la resistencia hacia los plaguicidas; el establecimiento de control biológico de la plaga; uso de zonas de refugio para enemigos naturales y en general un manejo integrado de las palomilla dorso de diamante.

Adicionalmente es de vital importancia el establecimiento de vedas o periodos libres de cultivo, pues una de las estrategias más eficientes que se utilizan para combatir la plaga.

En el norte del estado aún no se llega a un consenso con los productores para establecer las fechas, pero en la zona Bajío, que comprende 33 municipios del estado, la veda se estableció del 1 de mayo al 14 de junio, por lo que para cumplir con este periodo, se deberá de dejar de plantar crucíferas entre el 15 y 30 de enero, para que las ultimas plantaciones se cosechen a finales de abril y ya no haya plantaciones en mayo.

Para fomentar el cumplimiento de este periodo de vedas, el personal técnico del Cesaveg, realizará recorridos de campo para exhortar a los productores a que ya no establezcan crucíferas en el periodo señalado.

Los municipios específicos en los que se fomentará el establecimiento de la veda son: Abasolo, Acámbaro, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Celaya, Comonfort, Coroneo, Cortazar, Cuerámaro, Guanajuato, Huanímaro, Irapuato, Jaral del Progreso, Jerécuaro, León, Manuel Doblado, Moroleón, Pénjamo, Pueblo Nuevo, Purísima del Rincón, Romita, Salamanca, Salvatierra, San Francisco del Rincón, Santa Cruz de Juventino Rosas, Santiago Maravatío, Silao, Tarandacuao, Tarimoro, Uriangato, Valle de Santiago, Villagrán y Yuriria.